10 cosas que quizás no sabías del mítico “IV”, de Led Zeppelin

Teniendo en cuenta que este proyecto ha sido diseccionado tan interminablemente, podría parecer difícil compilar una lista de 10 cosas que no sabías sobre Led Zeppelin IV.

Lejos de la típica biografía, el libro de George Case “Led Zeppelin FAQ”, salta de forma vertiginosa pero maravillosa a través de los años y los temas para explorar la obra de la banda desde todas las perspectivas posibles. Como explica Case, “empecé como fan, pero quería escribir algo más que la tradicional biografía de fan. Quería indagar un poco más en todo el trasfondo cultural de lo que hacía Zeppelin cuando era un grupo realmente activo.”

Esto se hace en parte para desmentir las leyendas, a veces erróneas, que han rodeado a la banda a lo largo de los años: “Parece que se ha creado una mitología sobre ellos desde que se separaron, y la comunidad de fans ha interpretado mucho la música y las portadas de los discos y lo que hacía la banda, y cuando se repasan las entrevistas reales de lo que decían que hacían, en realidad son mucho más desprejuiciados al respecto de lo que la gente podría sospechar”.

Es una lectura fantástica y te recomendamos encarecidamente que le eches un vistazo al libro, y por supuesto, a esta lista de 10 cosas que no sabías sobre Led Zeppelin “IV”.

(gaceta.unam.mx)

1) Tenían una buena razón para no incluir su nombre o sus caras en la portada.
“La portada no pretendía enemistarse con la compañía discográfica”, dijo Jimmy Page al periodista Brad Tolinksi en 2001. “Se diseñó como nuestra respuesta a los críticos musicales que sostenían que el éxito de nuestros tres primeros álbumes estaba impulsado por el bombo y platillo y no por el talento. … Así que nos despojamos de todo y dejamos que la música hablara”.

2) Los sonidos iniciales de “Black Dog” son un subproducto de la tecnología de estudio.
Como explica Case, “Page hizo un montón de sobre grabaciones, así que cuando tienes tres pistas separadas de guitarras que deben tocarse juntas, tienen que sincronizarse. Es el sonido de la cinta rodando. Podía haberlo cortado. Es sólo que se alinean desde las tomas separadas y todo eso”. En lugar de eso, el guitarrista los dejó dentro, pensando que sonaba como “la masa de los ejércitos de guitarras”.

3) Robert Plant es el único que se mueve a velocidad normal en “When the Levee Breaks”.
Se ha hablado mucho de la escalera de Headley Grange que ayudó a capturar ese enorme sonido de la batería de “Levee”: “La gente se pregunta cómo puede sonar tan planetario, pero allí había un eco natural, y luego le pusieron más. También lo ralentizaron en la mezcla para que sonara realmente atronador, con una enorme reverberación. Es casi físico cuando lo escuchas”. De hecho, “el único sonido de ‘When the Levee Breaks’ que está grabado en tiempo natural es la voz de Plant. Todo lo demás está ralentizado sólo un poco para que sea realmente pesado”.

4) Si hubiera que elegir la canción menos popular del álbum, probablemente sería “Four Sticks”.
Aunque se apresura a calificarla como “una decisión muy difícil”, Case menciona en el libro que la rítmicamente complicada “Four Sticks” es probablemente la menos esencial de todas las canciones de IV. “No creo que sea mala en absoluto, pero creo que de todas las canciones del disco es la menos escuchable”. Quizá la banda esté de acuerdo: “Siete de las ocho canciones de ese disco están en su caja de 1990, y ‘Four Sticks’ fue la que no llegó. Comparada con las otras canciones, no destaca tanto”.

5) El álbum se grabó en varios lugares diferentes.
Cuando se habla de la grabación de “IV”, aparece la casa supuestamente encantada conocida como Headley Grange, pero grandes partes del disco se grabaron en lugares como Island Studios y Sunset Sound. “Headley Grange es la que se conoce, porque es una casa espeluznante y eso está poca madre. Allí es donde se grabó ‘When the Levee Breaks’, en esa escalera con eco. Pero también usaron muchos otros estudios. Headley no era lo suficientemente profesional. Tenían el móvil de Ronnie Lane fuera, pero Page decía que tenían que ir a un estudio de verdad para lo que estaban haciendo”.

6) La banda se dio cuenta de que tenía que empezar a acreditar sus inspiraciones líricas.
Led Zeppelin ha recibido muchas quejas de los fans del blues por basarse en gran medida en las letras de otros artistas en sus primeros trabajos, y parece que el grado de este “préstamo” sigue siendo consciente. “Una cosa que ni siquiera mencioné en el libro, que escuché hace poco, estaba escuchando a Count Basie, y tiene una canción llamada ‘Going to Chicago’ – “Sorry that I can’t take you”. Así que, obviamente, Plant estaba metiendo eso al final de ‘Levee’. Así que toda la letra fue tomada de Memphis Minnie, excepto por ese pedacito de Basie al final. En ese momento, por la vía IV, creo que sabían que era demasiado obvio, que no podían tomar la canción de otra persona y todo el crédito por ella, así que colaron su nombre al final.”

7) Contrariamente a los rumores, no hay mensajes al revés en “Stairway to Heaven”.
“Suena bien; es una gran leyenda, pero todo eso es algo que se ha lanzado desde mucho después de que se hiciera el disco. No fue hasta los años 80, después de que Zeppelin se separara, cuando estas ideas empezaron a airearse en público. Tuvo que ver con la reacción religiosa que ocurrió en esos días, la gente estaba leyendo mensajes satánicos en Calabozos y Dragones. Esto era un objetivo más para ellos. La banda utilizó sonidos al revés, para el efecto auditivo, pero no intentaban poner ningún mensaje ahí”.

8) No fueron los primeros en nombrar una canción “Stairway to Heaven”.
Les ganó el título, si no otros antes que él, nada menos que el cantante pop Neil Sedaka, que incluyó su propia canción con ese mismo nombre en su álbum de 1960 “Neil Sedaka Sings Little Devil and His Other Hits”, llevándola hasta el número 9 de las listas.

9) Podría haber habido más de ocho canciones en IV.
Led Zeppelin tenía la costumbre de guardar el material hasta que lo consideraba listo, a veces durante años. Muchas de las canciones de “Physical Graffiti” de 1975 se grabaron ya en las sesiones de “III”. “Boogie with Stu” de Graffiti salió originalmente de las sesiones del IV, al igual que “Black Country Woman”.

10) Los símbolos que la banda eligió para sí misma en la carátula del álbum no significan tanto como podría pensarse.
“Fueron creados con bastante precipitación, la gente ha interpretado mucho en ellos a lo largo de los años. Cuando te pones a pensar, parece que John Paul Jones y John Bonham simplemente dijeron: ‘Oh, elegiremos estos, ya sabes, claro, lo que sea’, no estaban tan interesados. Robert Plant escogió la pluma en el círculo de algún relato místico de alguna civilización perdida que probablemente nunca existió. Era una de esas cosas hippies que ellos pensaban que estaban por ahí. El “Zoso” de Page, se remonta al renacimiento, realmente, pero básicamente es una representación de Capricornio de un documento que data de los años 1500. En aquella época, la forma de dibujar los símbolos astrológicos era mucho más elaborada que las escamas o los peces, pero deriva de un símbolo de Saturno, o de Capricornio. No es nada satánico ni nada parecido”.

Fuentes: UCR-Matthew Wilkening/Atlantic Records/ gaceta.unam.mx/YouTube/RockAmerika


Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Current track