Neal Schon lima asperezas con Jonathan Cain en Journey

Todas las rencillas monetarias quedaron en el olvido

En una nueva entrevista con la periodista Lyndsey Parker, el guitarrista de Journey, Neal Schon fue cuestionado sobre cómo él y el teclista Jonathan Cain han conseguido arreglar las cosas después de enemistarse públicamente por varios asuntos, entre ellos que Neal supuestamente provocara que se cargaran más de un millón de dólares en gastos personales a la tarjeta American Express compartida por la banda y que Schon exigiera a Cain que dejara de tocar en eventos para el expresidente de Estados Unidos Donald Trump.

Neal dijo: “Simplemente decidimos que la música es la música. Hemos trabajado muy duro y diligentemente para mantener esto vivo todos estos años y no dejar que las otras cosas se interpongan en el camino y mantenerlas separadas. Para nosotros está bien tener creencias separadas en todo. En realidad fue una regla que, mucho antes de que Jonathan estuviera en la banda, nuestro manager hizo con todos nosotros, que nunca tendríamos política involucrada en nuestra música, o cualquier religión, porque [la música de Journey] es para todos. Cada vez que [te pones político] y segregas, vas a perder fans. ¿Y por qué querrías hacer eso? Simplemente mantenlo abierto para que todo el mundo pueda disfrutar de tu música como música”.

Respecto a cómo se siente cuando ciertas canciones de Journey se utilizan para una causa o un candidato, en un mitin o lo que sea, que no está en línea con sus creencias personales, Neal dijo: “No soy fan de ello. No, no me gusta. Pero no importa. No es ni lo uno ni lo otro. No es el lado izquierdo, ni el derecho. Es que estoy en el medio y no quiero que vaya en una dirección o en otra. Creo que debemos permanecer neutrales y dejar que cada uno disfrute de lo que quiera disfrutar, y creo que no es asunto de nadie. Nunca he apreciado la música [con] la política. No creo que vayan de la mano. Creo que la música es el mayor comunicador del mundo y que no debería tener una etiqueta para ser de una manera o de otra. Debe ser para que cada uno la transmita a su manera”.

En diciembre de 2022, Neal Schon tachó a Cain de “hipócrita” después de que el teclista de Journey interpretara ‘Don’t Stop Believin’ el éxito de la banda de 1981, en la propiedad Mar-a-Lago de Donald Trump. Cain tocó la canción con un coro de apoyo formado por la diputada estadounidense Marjorie Taylor Greene, la prometida de Donald Trump Jr. Kimberly Guilfoyle y la ex candidata a gobernadora de Arizona Kari Lake.

En el pasado, Schon también ha expresado públicamente su oposición a que la música de Journey se asocie con causas políticas o religiosas. En 2017, se burló de Cain en las redes sociales después de que el teclista, el cantante Arnel Pineda y el entonces bajista Ross Valory fueran fotografiados con Trump en la Casa Blanca.

Fuentes: blabbermouth.net/Journey Facebook (Mike Savoia) (Mohegan Sun)/RockAmerika


Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *



Current track